18 de noviembre de 2011

Amoldarse

















Cada cosa en su lugar
forman una pieza de rompecabezas,
un movimiento de ajedrez,
un par de vasos apoyados,
el tintineo de ellos al  chocarse,
un movimiento artístico
y el cajón que se abre
los cubiertos guardados
todo en absoluta sincronía
teatro de la vida
pequeñas rutinas
todo acomodado en armonía
y su mente en constante sintonía
nada difiere, nada cambia
mientras el cree disfrutar de la vida

4 comentarios:

  1. Serapiens:
    Hay algo extraño aquí, tus textos son en verdad buenos, pero no veo demasiado comentarios. Tal vez no los quieras, tal vez ni te interesen, tal vez no vas de recorrida por blogs amigos... pero lo cierto es que este espacio merecería ser valorado como lo que es.
    Es una opinión, claro está.
    Un saludo.
    HD

    ResponderEliminar
  2. Humberto, los comentarios me gustan, me gusta saber las opiniones de las personas. Los recorridos sobre otros blogs los hago pero comento solo en los que me gusta lo que leo y siento la necesidad de comentar... solo invito a que pasen por mi blog cuando algo me dice que debo hacerlo, pero eso se da poco.

    p/d: Todavía no me decido por donde contestar este tipo de mjes

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu respuesta, si no me hubieras avisado en mi blog, no me habría enterado. Mi mail es humdib@hotmail.com
    En tu respuesta, me mostrás una gran sinceridad, ojalá todos la tuviésemos. Agradezco doblemente tus comentarios, entonces, me hacés un honor.
    Sea como fuere, este blog merece más difusión, ya voy a pensar en ealgo.
    Un cariño.
    HD

    ResponderEliminar
  4. ENTRE LA MANO Y EL TÍTERE


    En la ciudad,
    cárcel pegajosa.

    Entre las sombras
    la tempestad, los demonios,
    los monstruos milenarios
    como un animal arcaico
    con agujas en las venas
    deambula este corazón mutante,
    ángel de chatarra que busca el norte
    y extravió sus sueños.

    ResponderEliminar